Hydroline LGD - Detección de fugas - BEHQ

Hydroline – LGD

Equipo desarrollado para la detección de fugas por medio de gas trazador. De aplicación en piscinas públicas y privadas.

Para la detección de fugas complejas en instalaciones domésticas se utiliza un gas trazador.

Este gas consiste en una mezcla de 5% de Hidrógeno (H2) y 95% de Nitrógeno (N2). ¿Por qué se utiliza esta mezcla? Simplemente por ser el hidrógeno el gas que más ventajas ofrece.

Las razones principales son las siguientes:

  • El hidrógeno es un gas con una alta velocidad molecular y la más baja viscosidad. Estas propiedades permiten su paso a través de casi todo tipo de materiales hacia la superficie.
  • La mezcla H2/N2 es inerte.
  • El hidrógeno no existe en ambiente por lo que no es posible que se produzcan falsos positivos en la detección.
  • El hidrógeno no es tóxico y no presenta contraindicaciones contra el medio ambiente.
  • Su uso está autorizado en las instalaciones de agua destinada al consumo humano.

CARACTERÍSTICAS

  • Equipo de muy sencillo manejo. Se enciende y ya se puede iniciar la detección.
  • En pantalla se muestra la concentración de gas encontrado en un rango de medición desde 0 ppm hasta 10.000 ppm (=1% Vol.).
  • Sensor electroquímico de alta sensibilidad y rapidez de lectura, con extraordinaria baja sensibilidad cruzada a otros gases. Dispone de compensación automática de temperatura.
  • Incorpora bomba de aspiración con un caudal media de 10 litros/hora aproximadamente.
  • Protección intrínseca según CENELEC, certificación 2G EEx e ib IIC T4 (con bolsa de cuero).
  • Pantalla con iluminación.
  • Dispone de alarmas ópticas y acústicas.
  • Permite la grabación de datos para su posterior volcado a PC (por medio de un interface y un software opcionales).
  • Acceso a menú de configuración (ajuste, fecha, hora, etc.) protegido mediante un código PIN que evita cambios fortuitos o no deseados.
  • Posibilidad, como opción, de incorporar un dispositivo para verificar el buen funcionamiento del equipo.

OPERATIVA

En primer lugar se ha de llenar la tubería a revisar con esta mezcla de gas. Se recomienda verificar con el equipo, en el extremo opuesto al de llenado que sale el gas, antes de dar por completada la instalación. Posteriormente se eleva la presión hasta 1 bar. A mayor presión de llenado más rápida será la detección.

Pasar caminando por encima de la canalización con el equipo en marcha. El gas insertado en la red busca la salida más fácil hacia la superficie.

Cuando se detecta hidrógeno es 100% seguro que éste proviene de la fuga (el hidrógeno no existe en ambiente). La situación exacta de la fuga se determina por la cantidad de gas encontrado. A mayor cantidad de gas, mayor proximidad del punto de fuga.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

  • Dimensiones (ancho x fondo x alto): aprox. 60 x 35 x 144 mm.
  • Peso: aprox. 300 gr.
  • Alimentación: 3 pilas alcalinas.
  • Autonomía: mínima de 20 h.
  • Temperatura de uso: -10ºC – +40ºC.
  • Humedad relativa permitida: 10 – 95% h.r., sin condensación.