Electrólisis salina: ¿Qué es?

La electrólisis salina es una alternativa al tratamiento manual del agua de tu piscina, y se democratiza cada vez más. Es automático, y tan solo necesita un aporte de sal al inicio de la temporada para desinfectar tu piscina. 

A través de este artículo, intentaremos contestar a las preguntas siguientes:

¿Qué es la electrólisis salina?

“La electrólisis salina es un método que permite realizar reacciones químicas gracias a una activación eléctrica (…) permite separar elementos o sintetizar compuestos químicos”.

Según esta definición, el papel que desempeña tu electrólisis salina es transformar la sal de tu agua en dos compuestos: cloro, y soda caústica.

Una vez que cloro ha desinfectado tu agua, se combina con la soda caústica para convertirse de nuevo en sal. El cloro que produce, bajo forma de gas, tiene una concentración del 100% (una tableta de cloro choque tiene una concentración media del 56%).

La electrólisis salina está basada en un ciclo perpetual: la sal se convierte en cloro, que se convierte en sal.

La electrólisis está compuesta por diferentes elementos:

¿Por qué elegir este tratamiento?

Elegir la electrólisis salina es, ante todo, elegir un tratamiento automatizado. En lugar de tener que controlar el agua de tu piscina cada domingo antes de poner la pastilla de cloro y regular el pH, la electrólisis lo hará para ti todos los días. En efecto, se recomienda añadir un regulador de pH para controlar e inyectar automáticamente pH Menos para lograr un balance de lagua óptimo en tu piscina. De esta manera podrás irte de vacaciones con serenidad mientras tu piscina está tratada todos los días automáticamente.

Otra ventaja, solo requiere un control de sal y de pH, lo que limita considerablemente la manipulación de productos químicos: excepto por el recipiente de pH Menos que se tiene que cambiar una vez vaciado. La electrólisis permite ahorrar químicos.

A diferencia de una desinfección tradicional con cloro, el tratamiento con electrólisis salina limita el olor a lejía, que es a menudo muy molestoso. Estés construyendo tu piscina o que la piscina ya exista, es compatible con todo tipo de piscinas y equipable en todo momento.

Sin embargo, una electrólisis salina necesita un mantenimiento: es importante preservar la célula, es la parte más importante del aparato. El coste de dicha célula puede variar, habitualmente de 400€ a 600€. El Save Cell es una solución diseñada para evitar que hayan huellas de cal o de óxido, alargar la vida útil de tu célula, y también tiene un efecto clarificante y anti-fósfatos.

¿Qué electrólisis está hecha para mí?

Una electrólisis que da indicaciones a través del color de sus luces. Previsto para funcionar en piscinas de hasta 150 m3.

La electrólisis que te mostrará todos los parámetros de tu piscina: fecha, hora, temperatura, pH, Redox, concentración de sal.

Tecnología e inovación: la piscina conectada. Esta electrólisis te permitirá seguir, controlar, parametrar tus equipos con el smartphone.

Suscríbete a la newsletter

Entérate de nuestras novedades

2019-2021 © Depto. Marketing BEHQ S.L.U.